El rosa combina de muerte con el rosa


Armado con mi calcetín sudado me deslicé por el pasillo con una agilidad propia de un felino. < Invisible como un soltero> las palabras de mi entrenador en combate de campo llegaron a mi en ese preciso momento. < Un soltero nunca ataca de frente, por eso es soltero> me coloque en un extremo del área de las instalaciones desde la que podía contemplar la parte principal de las instalaciones.

– Daniel hijo, estoy seguro de que este sitio esta encantado

– ¡ Me vas a comer la polla papa!

-¡Alto insensatos!- grité desde mi escondite- ¿Qué hacéis aquí?

– Oh bueno… – se adelantó el de mayor edad- todo el mundo sabe que estas son las instalaciones de Singleguide, el centro neurálgico de los solteros… o lo que queda de la orden. Veras mi querido hijo y yo nos estábamos refugiando de ese chico tan malo y tan invertido que ahora gobierna la ciudad…

– ¡ El cabrón de Xoxes, mi hermano!- Interrumpió el menor.

– ¡Daniel! te dije que te callaras!

Después de aquello los tome “prisioneros”, reuní algo de armas desarrolladas durante la etapa de la guerra civil y me largue de una vez por todas de la sombra del antiguo impero de los solteros. Atravesamos la calle y justo a la vuelta de la esquina nos esperaba un contratiempo, algo parecido a un miembro de la guardia de la ciudad, pantalones y camisa rosas, un casco con una gigantesca pluma en la cúspide de color rojo oscuro. Agarrado de su mano otra mujer con sendas vestimentas,

– ¡Oh no! Es otro de esos terribles miembros de la guardia fornida.- exclamó el padre.

Desenfunde un arma y apunte a la mujer, apreté el gatillo y segundos después su entrepierna comenzó a sangrar y ella a gritar. Continuamos avanzando con extrema precaución hasta la estación, siempre con los consejos de mi maestro en mente <Un soltero que a comido ajo es un soltero que vivirá un día más>. Desde los megáfonos, entre canción y canción se escuchaban los comunicados de nuestro nuevo lider

– ¡El rosa combina de muerte con el rosa! Recordadlo queridos habitantes de Pinkture

Lancé una fuerte patada sobre la puerta del edificio, me acerqué al autobús más cercano, después de haber evacuado a todos sus pasajeros y al conductor pistola en mano, obligue al padre a sentarse en el asiento del conductor y allí comenzó esta locura, esta locura tan grande que quizás y solo quizás funcionaria.

– DM- Lider de la primera división de la Resistencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: